Tu cueva de información

Sonic Mania: ¿el mejor juego de la saga? [Review]

Una aventura hecha por los fanáticos, para los fanáticos

La espera se hizo larga pero finalmente Sonic Mania llegó a toda velocidad a PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Con el hype por las nubes y las altas expectativas de los fanáticos, todos esperamos mucho de este título pero, ¿está a la altura de las circunstancias? Hoy en Lair of Gamers es de mi agrado traerles la noticia: no solo Sonic Mania es un gran juego sino que es de lo mejor que la saga y el género plataformero tienen para ofrecer. ¿Por qué? Principalmente porque el equipo de desarrollo está formado por fanáticos de antaño que ahora trabajan en conjunto con SEGA y han hecho este juego con muchísimo cariño. El resultado es uno de los mejores juegos de Sonic hasta la fecha, algo que los fanáticos veníamos pidiendo hace años. Déjenme que les cuente qué hace a Sonic Mania tan espectacular.

Quiero aclarar que hubo mucha controversia en estos días debido a las filtraciones del juego, con locales vendiéndolo a un precio más alto antes de la fecha estipulada y jugadores desesperados por jugarlo antes que nadie (y pagando una cifra muy alta para hacerlo) que adelantaron contenidos y arruinaron la sorpresa de muchos. Voy a tratar de evitar los spoilers lo mejor que pueda, ya que uno de los grandes logros de Sonic Mania es justamente las sorpresas que nos trae. ¡Y qué sorpresas! Tiene un par de momentos que emocionan, mecánicas e interacciones con los escenarios muy memorables, y un diseño de nivel brillante. Todas estas sorpresas son mil veces más disfrutables si los descubrimos por nuestra cuenta, así que sin más que decir al respecto, comencemos con el análisis.

HISTORIA

Sonic Mania se ubica exactamente donde nos dejó Sonic 3 & Knuckles, ignorando completamente los juegos posteriores. Angel Island está salvada gracias a Sonic, Tails y Knuckles que restauraron la Esmeralda Maestra y derrotaron al malvado Doctor Eggman. Pero este no es el fin del villano, que ha creado una nueva serie de robots llamados los Hard Boiled Heavies, una nueva élite de egg-robos que se encargará de encontrar una fuente de poder enorme que el doctor ha detectado. Por suerte nuestro querido amigo Tails también ha detectado esta extraña señal, y los tres héroes se lanzan a la aventura para detener a los Hard Boiled Heavies y arrebatarle esta fuente de energía a que Eggman. Justamente, esta misma energía es la que transporta a los protagonistas por los distintos niveles que vivimos en los clásicos de SEGA Genesis, además de un par de niveles nuevos.

La premisa es extremadamente básica y sirve únicamente para poner en movimiento los eventos del juego, no es algo raro de ver en esta clase de títulos que buscan enfocarse más en la jugabilidad. De todas formas hay algo que Sonic Mania hace muy bien y es dotar a la aventura de continuidad por medio de las transiciones entre niveles, algo similar a lo que habían hecho con Sonic 3 & Knuckles para que el flujo del juego sea contínuo. Además contamos con unas hermosas cinemáticas animadas tradicionalmente que serán el deleite de los fanáticos, ya que no veíamos algo así desde Sonic CD. ¡La intro es simplemente espectacular! Si bien el equipo podría haberse esforzado un poco más con la historia, claramente no es el foco del juego, y sin embargo tiene más de lo que esperaríamos en un Sonic clásico. El fuerte de Sonic Mania es el juego en sí, y su historia solo sirve como motor para darle marcha.


JUGABILIDAD

Hace años que no teníamos un juego de Sonic tan bien hecho a nivel jugable; realmente el equipo de Christian Whitehead sabe lo que hace. Hay varias cosas para hablar así que comencemos con los controles: son precisos y responden de maravilla, notándose que han sido pulidos para que el control sea perfecto corriendo a 60 cuadros por segundo. Cada personaje cuenta con su set de habilidades clásico: Sonic cuenta con su nuevo Drop Dash (para salir disparados rápidamente después de un salto), mientras que Tails vuela momentáneamente y Knuckles planea, trepa paredes y rompe obstáculos débiles. Se siente muy bien llevar a Sonic, Tails y Knuckles por estos escenarios vibrantes, que están construidos con mucho cuidado. El diseño de niveles es algo muy importante en un juego de Sonic, con secciones de plataformas bien trabajadas que deben recompensar la exploración del mapa con items y zonas secretas; otro elemento importante es la velocidad, poder recorrer en segundos un nivel una vez nos conozcamos el mapa, atravesándolo por distintas rutas.

Sonic Mania cuenta con todos estos elementos de forma muy balanceada, aprendiendo de los errores de viejos títulos para traernos un juego pulido y muy cuidado. Y ni hablar de la interactividad con los escenarios, algo poco visto en títulos previos que ahora recompensa al jugador: por ejemplo, el escudo de fuego que quema el puente de madera permitiéndonos descubrir una ruta alternativa. Además de los escudos, vuelven otros monitores clásicos que nos dan mayor velocidad, invulnerabilidad, una vida extra, 10 anillos o la posibilidad de juntar todos nuestros anillos en paquetes grandes, para recuperarlos con mayor facilidad si nos golpea un enemigo. En conjunto, todos estos elementos dan mucha rejugabilidad al título, ya que además de poder jugarlo con varios personajes podemos explorar diversas rutas hasta terminar el nivel como más nos guste, perfeccionando nuestro estilo de juego.


Cada personaje recorrerá los niveles por distintos lugares descubriendo items y rutas especiales. A lo largo de cada zona atravesaremos puntos de control que nos permiten acceder al famoso minijuego Blue Spheres de Sonic & Knuckles, que esta vez nos recompensa con extras desbloqueables (algunos muy divertidos) en forma de medallas de oro o plata, dependiendo si lo completamos con todos los anillos o no. En cambio las Esmeraldas del Caos se encuentran escondidas en los anillos gigantes que podemos encontrar ocultos en los niveles; ahí es cuando deberemos atrapar a un OVNI que tiene la Esmeralda, corriendo a toda velocidad agarrando anillos como combustible y bolas azules para acelerar, todo esto mientras esquivamos obstáculos en una carrera tridimensional que mezcla lo mejor de Sonic CD con modelados 3D salidos de la SEGA Saturn. Si conseguimos las 7 Esmeraldas del Caos podremos convertirnos en Super Sonic y correr por los escenarios rápidamente y con invulnerabilidad (hasta que se nos acaben los anillos). Conseguir todas las Esmeraldas presenta todo un reto y será fundamental si queremos desbloquear el verdadero final del juego.

Tenemos dos clases de niveles: primero están los clásicos renovados, como Green Hill Zone, Chemical Plant Zone o Flying Battery Zone. Siempre el primer acto es un rejunte de los dos actos originales del juego en el cual se basa, con un mini jefe al final del nivel. Después del golpe nostálgico llega el acto 2, que sorprende con sus mecánicas innovadoras creando algo completamente nuevo para estos niveles clásicos. ¡Hay un par que no me esperaba y fue una alegría redescubrirlos! Es una labor increíble que refresca estas zonas tan familiares para los fanáticos, dotántolas de un nuevo interés por recorrerlas. Después vienen los niveles nuevos como Studiopolis Zone o Mirage Saloon Zone, que también establecen enemigos y mecánicas únicas para cada uno durante el primer acto, solo para darle una vuelta de tuerca en el acto 2. Sí, hay un par de altibajos (hay momentos que sorprenden muchísimo y otros que no tanto) y niveles mejores o peores, pero también depende mucho de cada jugador y cómo afronte las situaciones que el juego nos presenta.


No nos olvidemos de los jefes finales de cada zona; tendremos un mini jefe en el acto 1 y un jefe para el final del acto 2. Al igual que con los escenarios, el equipo ha sido muy ingenioso al crear estos jefes y nos ha sorprendido con un par de mecánicas que no nos esperábamos. No se puede hablar mucho ya que arruinaría la sorpresa, y eso es lo que mejor hace Sonic Mania: sorprende. Más allá de las expectativas, es un juego que sabe tomar por sorpresa al jugador con momentos épicos a toda velocidad que nos dejan boquiabiertos. La curva de dificultad está muy bien trabajada, con los últimos niveles del juego presentando un desafío interesante pero sin ser injusto o demasiado complicado; es un juego que puede disfrutar cualquiera.

En líneas generales estamos ante un excelente juego de plataformas que recompensa al jugador, convirtiéndo a Sonic Mania en una experiencia de lo más satisfactoria. No nos aburriremos rejugando el juego múltiples veces con cada personaje, ya que además contamos con el modo Time Attack que nos permite competir online para sacar el mejor tiempo posible. Un método alternativo para disfrutar el juego y por qué no, ver quién es el más rápido en las leaderboards. Si queremos competir de manera local, el Modo Competición ofrece carreras similares a las de Sonic 2, con dos jugadores corriendo a pantalla dividida en una variedad de niveles (aunque únicamente de manera local). Un título muy completo por donde se lo mire y que ofrece bastantes horas de juego; resultó ser más largo de lo que esperaba, teniendo una duración aproximada a la de Sonic 3 & Knuckles. Teniendo en cuenta todo esto, le dedicaremos mucho tiempo a Sonic Mania.


PRESENTACIÓN

He aquí la frutilla del postre, y es que Sonic Mania complementa su fantástica jugabilidad con una presentación única tanto a nivel visual como sonoro. Al erizo y compañía le sientan de maravilla los 60 cuadros por segundo y la pantalla ancha, que nos da unas milésimas de segundo extra para reaccionar ante un obstáculo inminente. Todo está hecho con muchísimo amor por la franquicia, desde los sprites de los personajes hasta los escenarios plagados de detalles, con efectos de profundidad de campo que se ven de maravilla. Las animaciones también son muy detalladas, incluso los niveles revisitados de entregas anteriores cuentan con más detalles que antes. Cada pixel está colocado con mucho cuidado, más allá de que pueda verse como vago o viejo utilizar esta clase de gráficos retro; la verdad es que todo está hecho de cero y con un nivel de trabajo exquisito. Podríamos ponernos un poco quisquillosos ya claramente algunas piezas están más trabajadas que otras, pero a nivel visual Sonic Mania es oro para los ojos, y esperen a que les hable del sonido.

¡Oh, lo que es esa música! Tee Lopes ha hecho un trabajo excepcional con la banda sonora del juego, que es sin duda de lo mejor que tiene Sonic Mania; los temas nuevos que ha creado se convertirán en canciones clásicas de la franquicia, algo que ya casi no ocurre en la industria de los videojuegos, y los viejos temas remasterizados tienen ese toque especial que hizo tan popular al compositor durante sus inicios en YouTube. Nuevamente, se nota que le dedicó horas hasta refinar el producto final y darnos el mejor soundtrack posible. Por último tenemos esas hermosísimas cinemáticas animadas, otro increíble trabajo realizado por Tyson Hesse, que al igual que el resto del equipo es un fanático acérrimo del pequeño erizo. Como verán, el resultado es simplemente maravilloso.

CONCLUSIONES

Sonic Mania es sin duda el mejor juego de Sonic que hemos recibido en años, estando a la par de los títulos más emblemáticos de la franquicia y dejando la barra muy alta para futuras entregas. Con mecánicas innovadoras y un diseño de niveles muy cuidado, el juego sabe mantener la experiencia fresca hasta el final, seduciéndonos con sus increíbles gráficos llenos de detalles y su banda sonora fantástica. Por donde se lo mire es un juego pulido y hecho con mucho afecto. Sí, muchos dirán que depende mucho del factor nostálgico (yo incluído), pero Sonic Mania va un paso más allá de ser una carta de amor a la saga: incorpora lo mejor de los juegos clásicos y lo renueva, enganchándonos por el lado de la nostalgia pero sorprendiéndonos con un excelente juego que supera ampliamente las expectativas. Además cuenta con muchos contenidos extra que podemos desbloquear, con modos de juego muy curiosos que alargarán la vida útil del título.

Sonic Mania sorprende muchísimo. No hay mejor forma que celebrar los 25 años de Sonic que con este juego, que se puede adquirir para PC, PlayStation 4, Xbox One o Nintendo Switch; y a un precio más que barato, he de aclarar. He de recordarles que si bien en consolas ya se puede disfrutar, la versión de Steam se retrasó debido a problemas de optimización; ¡solo hay que esperar un poquito más! El juego llegará a PC el próximo 29 de agosto. La versión digital de Sonic Mania cuesta únicamente 19.99 USD, precio increíblemente bajo para un juego tan esperado y que tranquilamente podrían haber puesto más caro. Esperemos que SEGA siga dándonos títulos de calidad; la fe en el erizo ha sido restaurada, y habrá que ver qué nos aguarda con Sonic Forces más adelante en el año. Mientras tanto, yo voy a estar compitiendo por los mejores tiempos en Sonic Mania, un juego que, al igual que los clásicos de SEGA Genesis, voy a jugar una y otra vez.

9
Sorprendente
  • Precio / Calidad 10
  • Gráficos 9
  • Jugabilidad 9
  • Sonido / Música 10
  • Historia 7
También podría gustarte
Comentarios
Cargando...