Tu cueva de información

Nidhogg 2, diversión rápida y desenfrenada [Review]

Todo es matar o morir en esta secuela indie

Regresan los combates a muerte y el humor en Nidhogg 2, la secuela que está dividiendo a los fanáticos debido a los cambios que ofrece respecto al original. Hoy en Lair of Gamers nos toca mancharnos de sangre y determinar si este título está a la altura de la fama que el primer juego tuvo; no se trata de un juego extremadamente complejo, por lo que este análisis será breve. Tampoco cuenta con una historia en sí, ya que se centra pura y exclusivamente en la jugabilidad. Lo que sí cambia respecto al primer Nidhogg es su apartado visual: mientras que el original tenía gráficos minimalistas que rozaban con la vagancia pero le daban un estilo único, Nidhogg 2 opta por actualizar los gráficos con unos diseños un poco raros. ¿Cumplirá con las expectativas el título desarrollado por Messhof?

JUGABILIDAD

Nidhogg 2 ofrece combates de espada (y ahora también otras armas) rápidos y frenéticos, sin alejarse demasiado de la fórmula que popularizó al juego original hace un par de años. Para quienes no lo sepan, la premisa es extremadamente simple: dos jugadores entran, solo uno sale. Controlaremos a un espadachín mientras que la máquina u otro jugador controlará a nuestro contrincante, y deberemos aniquilarlo para poder avanzar por el escenario. Pero destruir a nuestro enemigo no será el fin, ya que aparecerá una y otra vez para impedirnos el paso, hasta que uno de los dos pueda llegar hasta el extremo del mapa. Es ahí donde un extraño gusano unicornio volador nos devorará declarándonos ganador de la partida. ¡Viva! El HUD minimalista nos indica únicamente hacia dónde tenemos que movernos y a qué altura estamos de ganar.

Hasta ahora esto es todo lo que ofrecía el título original, pero Nidhogg 2 llega con un par de novedades que alteran las mecánicas de juego. Para empezar no tenemos solamente un estoque, sino que contamos con una variedad de armas más amplia: podemos reaparecer con un espadón, un pequeño cuchillo, o incluso un arco y flechas. Nuestro arsenal se va actualizando de manera aleatoria cada vez que somos aniquilados y volvemos a la vida, generando momentos impredecibles y caóticos que son extremadamente divertidos si estamos jugando con amigos. Es un juego ideal para matarnos a espadazos virtuales en una fiesta durante horas, en especial si jugamos el modo torneo que nos permite organizar un campeonato de hasta 8 jugadores. Aniquilar a tus amigos nunca fue tan divertido.

Cada arma tiene su fortaleza y su debilidad; por ejemplo, el cuchillo es extremadamente veloz pero no provoca tanto daño como el espadón. En cambio, esta gigantesca espada es más lenta pero un solo golpe puede dejarte desarmado o hacerte explotar en pedacitos al instante. El arma que más desbalanceada se siente es el arco y flechas, pero siempre podemos lanzarlo a nuestro oponente con la combinación arriba y golpe en el gamepad o teclado. Más allá de esto Nidhogg 2 no ofrece grandes cambios a la jugabilidad del original, siendo más de lo mismo pero un poco más variado. Sí, es extremadamente divertido pero se siente un poquito desaprovechado. Las variables de juego alteran un poco las cosas pero siguen sin ser suficiente para aquellos que estén buscando grandes cambios en esta secuela.

Por suerte los mapas son suficientemente interesantes y variados tanto a nivel estético como estructural. Si bien todos son un pasillo muy largo, pequeños cambios como casas, pozos o trampas hacen que esos momentos épicos sean mucho más disfrutables. Matar a tu oponente de un espadazo es una cosa, pero lanzarle un cuchillo para hacer que caiga sobre una trituradora de carne es mil veces más satisfactorio y hará gritar al jugador de la emoción. No hace falta aclarar una vez más que es un juego pensado para jugar con amigos, así que si lo vas a jugar solo contra la IA ni te molestes en comprarlo. Nidhogg 2 está pensado para ser el alma de la fiesta en una reunión en casa, ideal para acompañar con bebidas y aperitivos. Y sino, siempre tenemos la opción para jugar online en partidas privadas o públicas.


PRESENTACIÓN

El cambio más polémico de Nidhogg 2 respecto al original es su alteración a nivel visual, tan apartado de lo que vimos en el primer juego. Sí, el estilo de dibujo no será del agrado de todos, pero pienso que encaja perfectamente con el humor de la franquicia. La paleta de colores ha sido completamente renovada, siendo mucho más vibrante y más trabajada. Los escenarios están plagados de detalles y animaciones en el fondo que nos distraen con su belleza, es un producto final mucho más cuidado que el original. Si bien esos personajes con grandes ojos y cuerpos deformes pueden no gustarte, superan ampliamente los colores planos que el primer Nidhogg tenía. Además, esta vez podemos personalizar a nuestro guerrero con un par de peinados y accesorios, que si bien no son muchos ni muy variados sí son bienvenidos para hacer de la experiencia algo más personal.

Finalmente tenemos el detalle de la música, cumple con su propósito pero no destaca del todo como era de esperarse. Los efectos de sonido son correctos y divertidos, ya que dotan de humor las batallas épicas con el choque de espadas o ese extraño sonido que produce nuestro pie cuando aplasta el cráneo del oponente, convirtiéndolo en una gelatina extraña. Casi me olvido de mencionar ese detalle: pintaremos pisos, paredes y techos con la sangre de nuestros enemigos. Una experiencia mucho más que placentera, que se complementa justamente con los efectos de sonido. No hay mucho más que contar de Nidhogg 2, que se presenta con un modo arcade para jugar solos, un Versus para luchar contra un amigo u organizar un torneo, y el modo online para combatir hasta la muerte a través de Internet.

CONCLUSIONES

Nidhogg 2 es grotesco, caótico, rápido y extremadamente divertido. Si bien no ofrece mucho contenido, está pensado para juntarse con unos amigos y pasar un buen rato. Nos puede enganchar durante horas de asesinatos y combates de espadas, pero una vez que se acaba la fiesta el juego no se vuelve a abrir hasta la próxima juntada. Las novedades son más que bienvenidas, aunque no suficientes para el jugador más exigente. También experimenté un par de problemas con los controles, al menos en la versión de PC: el menú no se controla bien, y no tiene opción ni para salir del juego (como si quisiera que sigas jugando). Tuve que acercarme al teclado para poder cerrar la aplicación, algo que debería poder hacer desde la comodidad del sillón. El overlay de Steam también funciona incorrectamente, o más bien no funciona.

Más allá de estos pequeños problemas y la falta de mayor innovación, Nidhogg 2 es un juego atrapante y muy divertido si se lo juega con amigos. Lo ideal es jugar de manera local, aunque siempre tenemos la opción de Internet si eso nos gusta más. El nuevo estilo visual gustará poco a algunos, pero tiene un nivel de detalle muy trabajado y nos acostumbramos rápidamente a él. El juego está disponible para PC y PlayStation 4, y en definitiva es más de lo mismo pero un poquito mejor. No es suficiente para mí, pero lo puedo dejar pasar teniendo en cuenta que el juego sale 14.99 USD en Steam. Si te gustan los juegos para fiesta y querés pasar un buen rato aniquilando a tus amigos, Nidhogg 2 es el juego que estás buscando.

7.4
Frenético
  • Precio / Calidad 7.5
  • Gráficos 8
  • Jugabilidad 7
  • Sonido / Música 7
También podría gustarte
Comentarios
Cargando...