Tu cueva de información

“I Need Color” el lado sensible de Jim Carrey

Alejado de Hollywood y los medios, Jim Carrey se desarrolló como artista plástico

Jim Carrey siempre ha sido más de lo que aparenta. Es un comediante fenomenal, pero como la mayoría de sus pares, la manera en que se presenta oculta un lado profundamente emocional, creativo y oscuro. Algunos destellos de esta parte de su personalidad se pueden descubrir en sus trabajos dramáticos como The Truman Show (1998), Man on the Moon (1999), The Majestic (2001) y Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004). A pesar de todos sus esfuerzos por crecer, Hollywood y los espectadores siempre fueron reacios a verlo como algo más que una persona graciosa.


Los últimos trabajos de este gran actor no fueron exitosos a nivel crítico ni comercial. Con Kick-Ass 2 (2013) y Dumb and Dumber To (2014) intentó permanecer vigente frente a un público distinto al que lo admiró en décadas pasadas. Incluso él se mostró insatisfecho con el trabajo que realizó, particularmente con la continuación del film de Matthew Vaughn. Calificó el film de gratuitamente violento y decidió no participar en las ruedas de prensa y comercialización del mismo. Quedó claro que su visión frente al mundo cambió: maduró y evolucionó tanto de manera personal como profesional.

Hace seis años Carrey recuperó su afición por la pintura, usándola como terapia para  “curar su corazón roto” (como él mismo comenta). Actualmente se encuentra recuperado de una adicción al Prozac, pero esporádicamente sufre de episodios depresivos. El reciente suicidio de su ex pareja, con la cual mantuvo un fuerte vínculo sentimental, no hizo más que complicar su atormentada vida personal.


Afortunadamente, el actor encontró en el arte (plástico en este caso) una vía de escape para su dolor y preocupaciones. La pintura y la escultura ahora son sus herramientas para sanar e incluso le permiten reflexionar:

Creo que lo que hace a alguien un artista es que hacen modelos y representaciones de su vida interior. Materializan físicamente algo que está inspirado por sus emociones o sus necesidades, o lo que sienten que necesita el público.

Jim Carrey

Mientras esperamos su regreso a la gran pantalla, ya sea con un papel cómico o dramático, apreciamos esta nueva etapa de su vida y deseamos que continúe fiel a su imaginación, la cual ansiamos que ayude para que no nos deje como sucedió con el incomparable Robin Williams.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...